viernes, 1 de noviembre de 2013

Curiosidades

Yo no lo quito




1.-Homenaje en Campredó.

Cada dia nos encontramos con  sorpresas que nos obligan a recordar aquellas cosas que quedaron guardadas en nuestra memoria histórica, pero que ahora se "celebran" de una manera curiosísima. Por ejemplo, el "Diari Ebre" nos trae la noticia de un homenaje a Campredó. Pero ¿Qué ocurrió en Campredó para que ahora se celebre un homenaje en recuerdo de la Guerra Civil, con banderas republicanas, catalanas y hasta una bandera francesa que en esta celebración no podía faltar?


Ya sabemos que el dia 2 del mes que hoy empieza es el  Dia que se dedica a los difuntos, pero no es probable que esta fiesta religiosa sea lo que se habrá celebrando en memoria de los que murieron el dia 25 de julio de l938 en Campredó, un pueblo de la orilla del rio donde se produjo el primer fracaso de la Batalla del Ebro. Porque lo que aquel dia ocurrió en Campredó terminó, al revés que en los demás lugares del paso del Ebro, con una derrota espantosa.

El dia 25 de julio de 1938 el gobierno republicano decidió atravesar el Ebro por tres sitios distintos; una zona central que debería haber alcanzado Gandesa; Una zona más al Norte, entre Fayón y Mequinenza, para poder iniciar un avance hacia Caspe, y otra zona más al Sur entre Tortosa y Amposta para avanzar a lo largo de la costa mediterránea en dirección a Castellón.




El paso se consiguió con cierta facilidad en los dos primeras sectores, pero fracasó estrepitosamente en el de Amposta, cerca de la desembocadura del Rio Ebro al mar. En éste  lo que ocurrió fué lo siguiente, tal como o cuenta Jacques Deperrie en su libro Las Brigadas nternacionales, que se editó en Paris en 1968.

"En este sector debían operar las unidades de la XIV Brigada internacional, y estaba formada por

 Bon. Commune de Paris
 Bon. Vaillant Couturier
Bon. A ndré Marty
 Bon. Henry Barbusse
y como reserva:
 Bon. de la 139 Brigada

A las 0,15 horas de la madrugada del día 25 de julio, una noche sin luna, con debilísima brisa, todos estábamos con los nervios a flor de piel. Había un gran desconcierto en nuestras filas, los cables de las barcas que servían para evitar que fueran arrastradas por la corriente no aparecen por parte alguna, los enlaces confunden las unidades."

Probablemente, en la XIV Brigada Internacional sólo dos personas sabían que las operaciones en este sector eran solamente de distracción, y tienen como exclusiva misión estretener a las fuerzas nacionales de la 105 División, (que se encontraban en la orilla opuesta) el mayor tiempo posible. Estas dos persons eran el Jefe de la Brigada Marcel Sagnier y el Comisario político de la misma, Henry Tanguy.

El Batallón André Marty pasó el rio sin problemas cerca de Amposta, y quince minutos más tarde, por el lado opuesto, a unos 700 metros de distancia, los nadadores del  batallón Vaillant Couturier se sumergen en el agua. Pero ya no hay sorpresa porque la compañia desembarcada por el André Marty ha provocado una alarma general en las tropas de la 105 División que manda el coronel López Bravo.

Tras los nadadores del batallón Vaillant Couturier, siguen dos barcas con 45 hombres que reciben un fuego intenso. El fuego es general desde la otra orilla del Ebro, y los internacionales que han quedado en la orilla izquierda del rio tratan de ayudar a sus compañeros, pero lo que hacen es aumentar inevitablemente las bajas propias. Al sur de Amposta, por Campredó, uno de los ocupantes de la primer barca al caer al agua, lanzó un fuerte grito dando lugar a la alarma general de la zona.




Tras una hora de combate, las fuerzas del Batallón André Marty que habían conseguido alcanzar la orilla opuesta del rio, se ven obligadas a retroceder protegidas por fuego de ametralladoras propias.  y los 90 hombres del batallón Vaillant Couturier que habian conseguido alcanzar la orilla opuesta, son aniquilados porque no han conseguido recibir refuerzos.

A las 3 de la madrugada el resto de las fuerzas se ha congregado en Campredó donde se inicia la construcción de una pasarela. y el batallón Commune de Paris ha conseguido establecer una cabeza de puente, pero a las 6,30 de la madrugada la artillería nacional destruye la pasarela, aunque ya la cabeza de puente tiene una extensión de 400 metros y se combate intensamente.

A las 2 de la tarde de aquel dia 25 una sección del batallón Henri Barbusse consigue llevar armas y municiones al Commune de Paris situada  en la franja de tierra entre el rio y el canal de riego, y llevan ya 14 horas luchando desesperadamente.

A las 9 de la noche, tres compañias del batallón André Marty, que habian sido rechazadas en Amposta, intentan pasar nuevaente el rio, pero no lo consiguen. Se repite el intento a las 3 de  la madrugada del dia 26 de julio y se vuelve a fracasar. Se sigue luchando desesperadamente pero todos los internacionales del batallón Commune de Paris  han perecido en el intento y su jefe, el argelino René  Cazala se suicida con un tiro en la cabeza.
Internacionales del Commune de Paris

Todo habia terminado.

Al cabo de los años, Marcel Sagnier, Jefe de la XIV Brigada Internacional escribe:

"El fracaso fué debido a varias causas acumulativas. Nuestras barcas se retrasaron, según dijeron luego, porque los camiones sufrieron averias cuando las transportaban al Ebro. Las lineas telefónicas fueron unverdadero desastre. Puede que todos creyéramos en un éxito fulgutante, confiando en la sorpresa de la operación, y que entonces no harían falta estas instalaciones durante el avance. Una falta de previsión incomprensible fué la carencia de remeros en los batallones. Tampoco los cuadros de mando respondieron con la energia y decisión que el caso requería. Aunque no es elegante, estoy obligado a exponer que tampoco estuvo la altura de las circunstancias el Comisario Político Tanguy; le faltó experiencia puesto que era su primera actuación en el cargo."


2.- Comentarios de este Asno. 

La "gloriosa" Batalla del Ebro, expresión con la que únicamente se puede calificar a los muertos y heridos de ambos bandos, a quienes Dios tenga en su Gloria, se produce, curiosamente, una semana después de aquel famoso discurso de Azaña donde reclamaba "Paz, piedad y perdón", sabiendo, que la guerra ya estaba perdida. Pero Azaña, a estas alturas, ya no pintaba nada porque Negrín lo había anulado como presidente de la República. El responsable de aquella masacre fué exclusivamente Negrin que, por cierto, estaba presente en la sala donde se pronunció aquel discurso mientras, cumpliéndose órdenes suyas, se estaban acumulando los restos del Ejército Popular en la orilla izquierda del Ebro para empezar el combate.

A aquellas alturas la guerra estaba ya tan perdida, que el ministro Julian Zugazagoitia en su libro de memorias editado en Buenos Aires y titulado "Historia de la guerra de España", en su página 371 dice textualmente:

"El pensamiento intimo del Jefe del Estado Mayor Central me es conocido por Prieto quien me ha confiado la noticia de que Rojo y el Coronel Hidalgo de Cisneros se han presentado ante él proponiéndole, como solución posible para el drama, entregarse personalmente a los rebeldes. Respuesta de Prieto: "Si consideran que esa resolución de ustedes puede ahorrar dolor a los soldados, cosa que personalmente no creo, y se disponen a ponerla por obra, cuenten ustedes conmigo".

Esto sucedía tras la caida de Teruel en manos de los nacionales, que lo habian perdido dos meses antes a causa de las bajas temperaturas de aquel invierno de 1938 que obstaculizaron el movimiento de las tropas que acudian para ayudar a sus defensores.Hasta se llegó a filmar una película titulada "La batalla de Teruel", y muchos personajes se acercaron allí para hacerse la foto. En este caso, hasta La Pasionaria, como puede verse en esta imagen.
 
La Pasionaria visita Teruel

Por eso la pérdida de esta pequeña ciudad, la única capital de provincia que habian conseguido ganar a lo largo de toda la guerra, fué para todos los que tenian dos dedos de frente, la señal inequívoca de que ya nada había que hacer porque se había perdido la posibilidad de ganar la guerra cuando la superioridad numérica inicial de la aviación se había perdido,  la superioridad numérica de los buques de guerra no les servía para nada, y el material soviético de tanques iba pasando a nutrir batallones de carros nacionales porque eran mejores que los alemanes. Y no digamos los de los italianos, a los que ellos mismos denominaban "scatole di sardine" (latas de sardinas).


Por otra parte, si se lee la Historia de la Batalla del Ebro se puede observar que ninguno de los Cuerpos de Ejército, Divisiones y Brigadas está al mando de un militar profesional republicano. Todos son militantes comunistas que obedecen al que es Presidente del Gobierno y Ministro de Defensa, Juan Negrín. Casi se podría decir que fué "la batalla de los comunistas". Y por eso el general Vicente Rojo pudo decir que: "él iba allí de turista".

Pues esto es lo que se ha celebrado en Campredó



No hay comentarios:

Publicar un comentario